Tlf: 985 32 97 10 Urgencias: 619 93 91 96 cvlacalzada@gmail.com

   Y con él la humedad que cala hasta los huesos. Esta afirmación que hemos oído muchas veces nos debería recordar que a nuestras mascotas el frío les afecta, y mucho. Aquellos compañeros que ya tienen una cierta edad sufren en estas fechas molestias e incluso dolor en las articulaciones. Deberíamos estar atentos a ciertos síntomas como la dificultad para levantarse, menor actividad en la calle, empeora su caracter, cojeras en frío, esto es, cuando llevan tiempo sin mover la articulación, etc.

Es importante evitar que los perros queden mojados o húmedos cuando vuelven del paseo.

En cuanto a los gatos de piso tendremos que vigilar el lugar donde se colocan a dormir o descansar ya que a veces son lugares con corrientes de aire o cambios muy bruscos de temperatura. Los dueños de felinos tienen que estar especialmente atentos porque tienden a enmascarar los síntomas.

Como todo el mundo sabe la artrosis es un proceso crónico, lo que significa que no tiene curación, pero podemos y debemos conseguir mejorar la vida de nuestras mascotas cuando son mayores.

Existen diversos medios para conseguir este objetivo tales como medicamentos, alimentación especializada o fisioterapia. Lógicamente los mejores resultados se consiguen combinando todos estos métodos e incluso alguno más. Cada uno debe escoger aquellos que mejor se adapten a las necesidades de su mascota y a su estilo de vida.

Para aconsejaros sobre las diversas opciones no dudeis en poneros en contacto con nosotros.